El maese Palomas sabe que “no podemos quedarnos sin vivir” y llega vía streaming

Fernando Franco

.


Armando Palomas presentará, vía streaming, su más reciente disco Suite Florencia, el cual nació de una tristeza ‘diferente’, que de repente, y casi sin avisar, se subió al tren de sus emociones


La música sigue viva, más viva que nunca, y una pandemia, con el encierro obligatorio que ello supone, no detiene a las mentes creativas que siguen construyendo, día a día, idilios para nuestros oídos.

Una de las mentes que sigue revolucionando, a mil por hora, dicen en el barrio, es la del maese Armando Palomas, uno de esos monumentos vivientes que se pueden encontrar deambulando por las calles de la Ciudad de México y anexas.

El Palomas, como es conocido entre la banda, ha decidido estrenar su disco número 28 en tiempos caóticos (¿cuándo han dejado de serlo?) subiéndose al tren de eso que llaman streaming, este sábado 12 de septiembre a las 9 de la noche.

Suite Florencia

Desde la Cuna platicó con el autor sobre su reciente obra, titulada Suite Florencia, cuya presentación oficial se realizaría en junio en el Lunario del Auditorio Nacional y la cual tuvo que ser pospuesta, por obvias razones, hasta febrero de 2021.

“Llevo 27 años inmerso en las autopistas de las canciones… Los cortes para el Suite Florencia son temas que ya estaban en fila, escritas en un lugar de casa que llamo El Purgatorio; me debía este material pues soy un cancionero que se mueve por las emociones”, afirma.

En el tren de las emociones, al cual el maese se sube cada que compone algo, un evento trágico sacudió a Armando, la muerte de su madre, a inicios del año, y su posterior cumpleaños “nostálgico” el cual, poco tiempo después, fue aderezado por otra emoción: la de cerrar, con su actuación, las actividades en un escenario del Vive Latino.

“El tren se detuvo, por la pandemia. Tuve que tomar el ‘frenón’ como un tiempo sabático, pero entre abril y mayo comenzó a pegarme una tristeza diferente por la partida de amigos a causa del virus que nos azota… Se fue Óscar Chávez y mucha gente cercana de la industria, amigos y familiares que tomaron su boleto para las estrellas, como el gran Charly Montana”, narra.

Cuando la tristeza comenzó a fluir de otra ´pinche manera’ un disco vio la luz

El maestro Armando Palomas construyó su Suite Florencia en su Purgatorio, en donde su mente les dio vida a las canciones que, acompañadas de la guitarra, urgieron su nacimiento y exigieron ser plasmadas en un disco.

“Decidí grabar el disco, irresponsablemente (jajaja), en plena pandemia, de manera presencial en una sala de ensayo, con las condiciones adecuadas, las cuales, al final, no fueron impedimento para que a nuestro baterista le diera coronavirus, cuestión que obligó a detener el trabajo y nos llevó a un encierro de un mes, o más, en casa”, dice el Palomas.

Después de “salir bien librados”, el proceso de grabación del Suite Florencia continuó con las dificultades que la falta de abrazos, brindis y fiesta después de cada sesión implican… “Al final, cuando me entregaron el máster del disco no hubo la ‘francachela’ acostumbrada y con una botella y algunos amigos (contados) me dediqué a escuchar el disco en mi casa”.

Los comentarios, primarios, cuasi salidos de una caverna a la cual por primera ocasión se le convida un sonido, fueron que “el disco era un traje a la medida del Palomas, que se pasa de tristeza, y en el cual el recuento de las aventuras musicales vividas se hace visible”.

De los casetes al streaming

El maese Palomas se considera un ente, un ser, de la vieja guardia, de esos que no sacan sencillos y dan a conocer una obra musical completa pues, aunque respeta las nuevas formas de difusión musical, aún no se acostumbra a ellas.

“En las antiguas presentaciones de discos la gente iba a los conciertos, a ojo ciego, a escuchar lo nuevo. No había antelaciones, no había redes sociales. Los primeros discos los presentamos para decenas de personas, en cafés y bares, que se convirtieron, con el paso del tiempo, en cientos que ya iban al Lunario del Auditorio Nacional o al Teatro Esperanza Iris”, confiesa.

Sin embargo, en esta ocasión, y ante las vicisitudes sanitarias, la presentación del Suite Florencia será vía streaming el 12 de septiembre a las 9 de la noche, con todo y venta de boletos por Boletia en un concierto “con causa”.

“Renté un auditorio pequeño y convoqué a músicos involucrados en mi carrera. Vamos a hacer bola y a tocar las canciones de siempre y las del Suite… En este concierto, un cómplice, amante de mis canciones, un trabajador de la salud, doctor de Querétaro, que libró el COVID-19 estará de manera presencial, junto con su hijo y un enfermero de León, Guanajuato”, cuenta el maestro.

El dinero recaudado de las ventas de boletos para el concierto vía streaming será donado a dos personas, partícipes de la industria musical, que se han visto severamente golpeadas por la carencia de trabajo devenida de la pandemia del coronavirus.

¿Un músico de culto?

Sí… El maese Palomas es categórico al preguntarle si se considera un músico de culto y atañe la etiqueta a la gente que lo ha seguido durante toda su carrera por su congruencia al hacer su trabajo, algunos de los cuales, tienen, incluso, tatuadas en su cuerpo letras de sus canciones, retratos de él y demás.

“Soy un afortunado. El culto lo va fabricando el público, el artista no puede auto considerarse como tal. Desde 1994, que inicié esta carrera y decidí no hacer caso de las compañías disqueras para ser un ente libre y grabar lo que me diera mi chingada gana (polkas, cumbia, punk, blues, rock, banda sinaloense), el público volteó con interés hacia mi manera de trabajar, por la libertad con la que ejerzo”, afirma.

La anécdota

Después de echarse algunos palomazos en Festivales Cervantinos, en donde la gente que lo escuchaba por primera ocasión terminaba, un poco voraz, comprando todos los casetes que, en un inicio el maese llevaba para “regalar”, surgió una idea que lo hizo observar la magnitud de su convocatoria

“Hace tres o cuatro años realicé una convocatoria por redes sociales en la que convoqué a todas las personas que tuvieran un tatuaje, una raya, que tuviera que ver conmigo, a asistir un show gratuito, intimo… Llegaron cerca de noventa personas con frases y canciones mías tatuadas, algunas con mi retrato. Hubo gente de Chicago, de Colombia… Ahí me di cuenta de lo que se había construido alrededor de este tipejo, de este escribiente maldoso que se llama Armando Palomas”.

Actualidad

Armando Palomas seguirá componiendo, si la salud se lo permite, y ya tiene planeado sacar el Suite Florencia 2, el cual, incluso, podría presentar, junto con el primero, el próximo año en el Lunario del Auditorio Nacional.

En cuestión de colaboraciones trabaja, en una canción, con Triciclo Circus Band y prepara un dueto con el maestro Javier Bátiz.

La despedida para Desde la Cuna

No podemos quedarnos sin vivir, tenemos que cuidarnos, pero seguir viviendo… Tengo preparadas algunas botellas para compartir con la gente que ha acompañado al Palomas, alias ‘El cerrajero del Corazón’, ‘El charro panzón’, ‘El borracho feliz’ y más, durante toda su trayectoria”.

“Chingada madre, a ver cuándo hay un tequila de por medio para seguir platicando”.

Por lo cual esta historia continuará…

Fernando Franco
Es periodista y promotor cultural desde hace más de 25 años
Puedes seguirlo en Twitter a través de @donferska

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Qué modelos de autos deben tener seguro obligatorio en 2021

Desde 2017, todos los vehículos...
seguro para autos obligatorio