Quiénes y cómo clasifican las películas en México

DLC

Niño, niña, adolescente… no se enoje con el cine; sólo siguen reglas

Si fuiste a ver una película con tus hijos o con tus amigos de la secundaria o la prepa, pero te negaron la entrada, no te enfades… Seguro fue por la clasificación impedida para menores de edad… y si te preguntas quién clasifica las películas, aquí te explicamos.

No hay mucha ciencia, la Dirección General de Radio, Televisión y Cinematografía (RTC) es quien clasifica las películas, pues es la instancia encargada de ejercer las atribuciones que las leyes y reglamentos le confieren a la Secretaría de Gobernación (Segob) en materia de radio, televisión y cinematografía.

En resumen, no es el cine ni las distribuidoras quien deciden las clasificaciones, ni siquiera los productores de las películas, si no la autoridad de cada país.

Ahora que ya estás más claro cómo está el asunto, te dejamos la clasificación vigente en las películas exhibidas en México.

Clasificación AA. Comprensible para menores de 7 años.

Informativa. Presenta una narrativa de fácil comprensión. No contiene escenas eróticas ni sexuales. Tampoco hace uso de lenguaje altisonante ni consumo de estupefacientes o psicotrópicos. No hay horror. La violencia puede ser mínima, mientras no se aliente ni sea traumática. Besos, abrazos o caricias se presentan en tono cariñoso, familiar o amistoso. No afecta el desarrollo integral de un menor de 7 años.

Clasificación A. Para todo público.

“Informativa. La narrativa puede presentar cierto grado de complejidad. La violencia puede ser mínima si no se alienta. También pueden incluirse desnudos siempre que sean breves, no frecuentes y no detallados; sin embargo no puede presentar escenas sexuales ni eróticas. No hay consumo de drogas aunque el lenguaje puede contener un cierto número de expresiones procaces”.

Clasificación B. Para adolescentes de 12 años en adelante.

“Informativa. La narrativa puede ser compleja. Presenta cierto grado de violencia, no extrema, por motivos específicos y no vinculada con lo sexual, poniendo en claro sus consecuencias. Los desnudos son breves y no detallados y las escenas sexuales sólo sugeridas. Se puede tratar el tema de las adicciones y las drogas pero sin exhibir su consumo. La violencia verbal no puede ser extrema”.

Clasificación B15. No recomendada para menores de 15 años.

“Informativa. La narrativa puede ser muy compleja y el contenido, al ser más explícito que el de la clasificación B, requiere cierto nivel de discernimiento y juicio. Puede contener mayor grado de horror y la violencia se puede vincular con conductas sexuales siempre que no se lleve al extremo. El erotismo y las escenas sexuales son implícitas y en un contexto no degradante o humillante. El consumo de drogas es mínimo y no se alienta. Puede contener expresiones y palabras procaces”.

Clasificación C. Para adultos de 18 años en adelante.

“Restrictiva. La narración de los hechos o situaciones es detallada. Puede contener horror detallado, alto grado de violencia, escenas sexuales explícitas, adicciones y consumo de drogas así como violencia verbal extrema”.

Clasificación D. Películas para adultos.

“Restrictiva. Tiene como contenido dominante o único, sexo explícito, lenguaje procaz o alto grado de violencia”.

TAMBIÉN PUEDES VER: Qué enfermedad provoca risa incontrolable como en Joker

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Portadas de deportes 7 de octubre

La prensa deportiva es acaparada por Cracklitos Vela y la situación de Miguel Herrera
portadas de deportes 7 de octubre